Más de una vez, nuestros futuros alumnos nos han preguntado qué diferencia hay entre el microblading y la micropigmentación. Sabemos que a veces es complicado diferenciar estas técnicas estéticas de maquillaje permanente, por eso hemos decidido escribir este artículo donde explicaremos los aspectos básicos de ambas técnicas.

¿En qué consisten la micropigmentación y el microblading?

La micropigmentación y el microblading son técnicas de maquillaje permanente que derivan del tatuaje y, aunque la finalidad de ambas técnicas es la misma, sus orígenes son algo distintos.

El microblading se inició en Japón como una forma de tatuaje artesanal, mientras que la micropigmentación es una técnica que se originó en el siglo XX, siendo mucho más moderna. Además, esta última comenzó a emplearse cuando el mundo médico decidió poner fin a las imperfecciones en la piel.

El objetivo principal en ambos casos es introducir el pigmento en la piel del rostro para obtener un maquillaje semipermanente. En la micropigmentación se introduce el pigmento en la parte superior de la epidermis, justo debajo de la dermis. Mientras que en el microblading el pigmento va en la parte más inferior de la dermis, sin llegar a la epidermis.

¿Qué instrumento utiliza cada técnica?

Para la micropigmentación se utiliza el dermógrafo, una máquina en forma de bolígrafo que funciona gracias a un motor rotativo que empuja una varilla en contacto con las agujas y genera el movimiento vertical de estas.

Mientras que en el microblading se emplea una herramienta manual sin motor conocida como Tebori o pluma. En este caso, es el profesional quien introduce el pigmento en la piel mediante el movimiento de la mano.

¿Qué agujas se usan en la micropigmentación y en el microblading?

En los inicios de la micropigmentación, para poder acoplar las agujas al dermógrafo se necesitaban varias piezas, pero actualmente las agujas de micropigmentación vienen en cómodos cartuchos que se conectan directamente a la máquina.

Las agujas pueden tener distintas agrupaciones, formas, grosores y longitudes de punta. Dependiendo de la zona sobre la que vayamos a trabajar, elegiremos una aguja u otra.

En el caso del microblading, las agujas se componen de varias puntas o pines agrupadas y unidas bajo una estructura de plástico o de metal ligeramente flexible, esto forma una especie de hoja y es esta estructura la que se acopla al tebori. Las agujas de microblading existen en diferentes tallas y formas, y dependiendo de la zona a trabajar y de la piel de nuestro cliente elegiremos unas u otras.

¿Qué titulación se requiere para realizar estas técnicas?

En España para ejercer legalmente como profesional de la micropigmentación o del microblading es necesario poseer el título Higiénico Sanitario que exige Sanidad, ya que al formar parte de la disciplina del tatuaje es indispensable tenerlo para trabajar.

Es importante saber que este título varía ligeramente de una Comunidad Autónoma a otra, y en caso de querer convalidar este título en toda España tendremos que seguir los procedimientos establecidos por cada comunidad. Además, el título también es válido a nivel europeo y se puede convalidar.

Si te gustaría aprender más sobre estas técnicas estéticas en CENTE tenemos varios cursos donde podrás aprender todo lo necesario para añadir estas técnicas a tus servicios. Puedes contactarnos tanto por la web como vía email a info@cente.es

Este sitio usa cookies. Al continuar usando este sitio web, usted acepta su uso. Para más detalles, consulte nuestra Politica de Cookies    Más información
Privacidad